Tratamiento neuroablativo por radiofrecuencia

¿QUÉ ES?

Es una modalidad quirúrgica no invasiva para acometer el dolor crónico, consistente en la administración de pulsos de ondas de alta frecuencia para la interrupción de la conducción nerviosa y así conseguir la detención de la transmisión del dolor.

El tratamiento aplica una corriente eléctrica, (pulsos de ondas de alta frecuencia), mediante una aguja insertada en la zona tratada.

Estas agujas son especiales, siendo las puntas, las que ejercen el tratamiento. Es preciso la ubicación de la punta de las aguja en los lugares a tratar, realizándose con control radiológico o ecográfico en quirófano y con sedación superficial o profunda según el procedimiento así como con anestesia local en la zona a tratar.

TIPOS:

Radiofrecuencia convencional
La cual alcanza temperaturas entre 60º y 82º C y produce la interrupción de la conducción sensorial.

Radiofrecuencia pulsada
Alcanza temperaturas entre 40º y 42º C, pero no produce destrucción nerviosa.
El tratamiento por radiofrecuencia puede ser realizado en diversas entidades y ubicaciones anatómicas responsables del proceso doloroso.

¿CUÁNDO SE INDICA?

Dolores que se originan por alteración de algún nervio, ya sea a nivel de columna vertebral, nervios periféricos en extremidades, pared abdominal o articulaciones.

¿QUÉ DEBO HACER ANTES DEL TRATAMIENTO?

  • Informe de si esta embarazada
  • Se le explicará en consulta si precisa suspender de forma transitoria algún fármaco, así como horas de ayuno previas.

¿PRECISO IR ACOMPAÑADO?

Venir siempre con alguien que le acompañe a la salida del hospital a su domicilio.

¿RECOMENDACIONES POSTERIORES AL TRATAMIENTO?

Podrá volver a casa tras la desaparición de la sensación transitoria de pesadez en pierna o brazo como consecuencia del anestésico local, tras un breve período de estancia en una unidad de despertar, sin necesidad de ingreso.
Reposo relativo, actividad normal, no realizar esfuerzos físicos.

¿QUÉ EFECTOS PRODUCIRÁ?

  • Esta corriente evita el dolor de forma transitoria (meses). Control del dolor con dosis muy bajas de fármacos, lo que también reducirá o eliminará los efectos secundarios que pudiera presentar con los anteriores tratamientos.
  • La duración del efecto se prolonga varios meses, con una importante disminución del dolor y mejora en la calidad de vida durante este período pudiendo reducir el consumo de analgésicos.
  • El pico de mejora es variable desde los primeros 10 días hasta el mes tras tratamiento.

¿TENDRÉ MOLESTIAS TRAS EL TRATAMIENTO?

A veces puede tener molestias transitorias, que precisan medicación. Molestias por el territorio nerviosos tratado, sensación de parestesia u hormigueo transitorio.

Clínica Acudor dolor crónico
TRATAMIENTO

Tratamiento neuroablativo por radiofrecuencia

Solicitar cita previa

+34 667 01 77 27